Desbrozadora gasolina

Para el mantenimiento y el cuidado de jardines y otras áreas verdes, tanto profesionales como particulares deben recurrir a una variedad de herramientas y equipos que facilitan tal trabajo, y entre ellos, se encuentran las desbrozadoras.

De hecho, en la actualidad las desbrozadoras se han convertido en uno de los equipos más útiles e indispensables para realizar un trabajo eficiente, rápido y fácil. ¿Para qué sirve esta máquina?

Principalmente es un equipo de corte que mediante un motor pone en funcionamiento su sistema de corte. Con esta máquina se logra cortar el césped a ras del suelo, así como la maleza, malas hierbas e incluso troncos dependiendo de su potencia.

Existen varios tipos y modelos de desbrozadoras que varían en motor, sistema de encendido, potencia, herramienta de corte y ergonomía. La variedad en tipos y modelos te permiten elegir la más adecuada para el trabajo que vas a realizar.

Las más comunes son las que utilizan motor de combustión o gasolina. Estas fueron las primeras en fabricarse y con el tiempo se han mejorado en muchos aspectos, como su eficiencia en consumo y emisión de gases.

A continuación, te mostramos las principales características de las desbrozadoras a gasolina y sus ventajas. Aparte, te daremos algunos consejos para que puedas elegir la más adecuada cuando vayas a comprar una de estas.

Características de las desbrozadoras a gasolina

Este tipo de maquina utiliza un motor que puede ser de 2 o 4 tiempos, y, al lado del motor, incorpora su depósito de combustible y de aceite en caso de ser de 4 tiempos.

Su motor, a través de un eje mecánico, hace girar rápidamente la herramienta de corte y vienen con un sistema de aceleración que permite darle más revolución o acelerar el equipo según la exigencia del terreno que estamos desbrozando.

La ubicación del motor varía. Las desbrozadoras más baratas tienen el motor en la parte baja, cerca del sistema de corte, esto puede hacer que se requiera un poco más de esfuerzo para manejar el equipo.

Por otro lado, las más caras tienen el motor en la parte de atrás, cerca del manillar. Esto aporta más facilidad y comodidad para operar la máquina teniendo una postura más ergonómica y sin aplicar tanto peso a la espalda.

Normalmente cuentan con doble mango, el cual, en muchos modelos es ergonómico, así mismo, traen un arnés para sujetar la máquina del torso del operador y hacer más practico su uso. Este arnés varía en diseño en base al tamaño y peso de la desbrozadora.

Las más modernas poseen encendido manual y eléctrico. En cuanto al encendido eléctrico, se han implementado botones de control en el mango de la máquina para encenderla y apagarla con solo presionar un botón, y en este mismo mango  se incluye el acelerador.

Ventajas de las desbrozadoras a gasolina

La principal ventaja de una desbrozadora a gasolina es su potencia. Según la cilindrada del motor, esta máquina puede llegar a tener una potencia de hasta de 3 kW, suficiente para cualquier tipo de superficie.

En comparación con las desbrozadoras con motor eléctrico, las de a gasolina siempre las superan en potencia, aunque su motor sea de 2 tiempos. Por supuesto, los motores de 4 tiempos son las que aportan mayor potencia.

Debido a su potencia, las desbrozadoras de gasolina, y en especial las que tienen motor de 4 tiempos, son consideradas de uso profesional, aunque desde luego, también se pueden utilizar para usos particulares. Pero estas son ideales para los trabajos más intensos y exigentes.

Son muy versátiles. Los diferentes niveles de potencia en que son diseñadas te permiten adaptarlas y utilizarlas ante casi cualquier tipo de terreno o hierba. Incluso pueden ser capaces de cortar arbustos y matorrales. Todo depende de la potencia y la herramienta de corte que utilices.

Además, te ofrecen mayor autonomía, pues su combustible las mantiene más tiempo en funcionamiento y no dependen de un cable ni una batería. Su tanque de combustible, aunque sea pequeño, permite usarla por varias horas.

También son muy efectivas, pues cortan cualquier tipo de superficie, no importa la resistencia de la hierbas, arbustos o matorrales, si tiene la potencia adecuada, las cortará sin problema ni esfuerzo.

Por otro lado, te permiten recorrer un tamaño bastante amplio de terreno gracias a su autonomía. Y si el combustible se agota, solo tienes que rellenarlo en unos segundos y estás listo para continuar con el trabajo sin inconvenientes, a diferencia de las de batería, que debes ponerlas a cargar por horas cuando su carga se acaba.

Tampoco tienes cables que te impidan moverte con libertad, aparte puedes llevarla a cualquier lugar, pues no requieres de ninguna fuente de electricidad que te limiten la distancia que abarcarás.

Este tipo de desbrozadoras son bastantes fáciles de utilizar y las más modernas hacen más sencillo su mantenimiento, encendido y uso. Así mismo, se caracterizan por ser equipos resistentes y duraderos.

Cómo elegir la mejor desbrozadora de gasolina para ti

Para elegir la más adecuada es importante que determines y análisis varios factores y exigencias del trabajo que realizarás. Te recomendamos considerar los siguientes factores:

Potencia

Esta característica es determinada por el tipo de superficie y la extensión que vas a desbrozar. ¿Cómo saber la potencia adecuada? Puedes guiarte por la cilindrada del motor, esta es la que le aporta la potencia y capacidad a la desbrozadora.

  • Hasta 36 cc: para vegetación fácil y una extensión menor a 300 m2.
  • De 37 a 45 cc: para vegetación un poco dura y algunos arbustos, también para superficies de 300 a 900 m2.
  • De 46 cc o más: para una vegetación difícil y dura, así como superficies de más de 1000 m2.

Tracción

Este aspecto lo defines tú según la comodidad que deseas, el presupuesto o el tiempo de uso continuo que le darás al equipo. Las mejores desbrozadoras y que siempre recomendamos son las de tracción trasera, pues son más fáciles de equilibrar el peso, haciéndote más fácil el trabajo.

Las más baratas tienen la tracción delantera, cerca del sistema de corte, aunque son un poco más pesadas para manipular, pueden serte útiles si la extensión de la superficie no es tan grande y si no le darás un uso intensivo, sino ocasional, y poco tiempo.

Características del motor

Los modelos más modernos tienen motores con tecnologías que le dan una eficiencia espectacular, reduciendo el consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes.

También tienen tecnologías para dar un arranque rápido y sin esfuerzo al encender el equipo y sistema antivibración. Todas estas características debes tomarlas en cuenta al momento de elegir la desbrozadora que necesitas.

Ergonomía

Para que tengas un equipo que no solo sea útil, sino también cómodo, debes verificar todo lo que te ofrece en ergonomía. Muchas vienen con arnés para sujeción de la desbrozadora en el torso, incluso algunos arneses cuentan con protectores y correas para darte un excelente equilibrio.

La ergonomía de sus mangos también es importante para tener un control cómodo de la máquina, algunas incluyen en sus mangos los mangos de control haciendo más accesible el encendido y apagado, así como la aceleración.